La denominada nueva realidad, que es la época “Post-Covid”, trae consigo muchos retos y no solo personales, también en el mundo empresarial. Cuando la pandemia llegó a nuestra vida, sin duda alguna fue un duro golpe para la sociedad, sin embargo, todas las empresas y organizaciones tuvieron que reaccionar rápidamente para no verse tan afectadas y comenzar a sobrevivir en esta nueva era. 

Día tras día los contagios y las hospitalizaciones han ido aminorando, pero los tiempos de incertidumbre siguen y seguirán, con previsibles repercusiones económicas detonadas por esta situación sin precedentes.

Los grupos multinacionales deben seguir pactando sus operaciones a valores de mercado con partes relacionadas, por lo que es necesario realizar un análisis integral que evalúe modelos de negocio, métodos de compensación y, en su caso, diversificar los riesgos de manera consistente dentro del grupo empresarial. 

EL Covid-19 y la OCDE

Uno de los recursos que aportó claridad, acerca de cómo se afrontarían las afectaciones de la pandemia en el cumplimiento de las obligaciones en materia de precios de transferencia fue la Guía para afrontar las implicaciones de precios de transferencia, originada por la pandemia de Covid-19 publicadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en diciembre de 2020.

La OCDE señaló 4 puntos a manera de sugerencia, los cuales se mencionan a continuación: 

  1. Análisis de comparabilidad
  2. Pérdidas y asignación de costos específicos de Covid-19
  3. Programas de asistencia del gobierno.
  4. Acuerdos anticipados de precios.

De acuerdo a información del Indicador Global de Actividad Económica (IGAE), México ha mostrado avances, aunque modestos, durante el cierre del 2021 y el inicio del 2022. Además, este indicador señaló que la economía de México sigue una tendencia positiva de recuperación.

El IGAE también dio a conocer que en este inicio del 2022, el nivel de actividad económica se vio presionada por un retroceso en las actividades primarias y todavía una recuperación compleja para las actividades secundarias y terciarias.

Finalmente, con los constantes cambios en la economía a nivel mundial por los efectos de Covid-19, es importante garantizar mediante revisiones minuciosas que las comparables utilizadas, las políticas establecidas y los factores económicos de la industria a la que pertenece el contribuyente continúen siendo vigentes y tengan consistencia para el ejercicio 2022, es decir se encuentren totalmente alineadas con la situación actual del contribuyente. 

Estas son acciones necesarias para llevar a cabo correctamente los análisis y la documentación de Precios de Transferencia.